Bebidas energizantes – Energy Drinks

 

El “Alto” riesgo de las bebidas energizantes

Desde hace mas de 5 décadas las bebidas energizantes están en el mercado, estas tienen el objetivo de mejorar la concentración, el desempeño y el tiempo de reacción, efectos que ayudan sobre todo al momento de estudiar, durante el desarrollo de actividad física o durante una fiesta (muchas veces combinadas con alcohol).

El problema llega cuando al momento de ingerirlas nadie informa acerca de los efectos adversos que pueden causar y que potencialmente son mortales.

Uno de los principales componentes, independientemente de la marca, es la cafeína, que a las dosis presentes en estas bebidas puede causar efectos nocivos a nivel cardiovascular y nervioso, como alteraciones del ritmo cardiaco, infartos, insomnio y crisis convulsivas.

En algunos países europeos incluso se ha llegado a prohibir la comercialización de algunas bebidas de este tipo, luego de reportarse relación entre el consumo de estas y muerte de personas que gozaban de buen salud.

Por otro lado, en muchos países estas se comercializan sin ningún tipo de prohibición o precaución, esto sobre todo se da porque la persona que la toma, desconoce los efectos adversos que puede generar su consumo.

En su edición on line del 25 de enero, JAMA (The Journal of the American Medical Association) expone un artículo enfocado al tema y estimula a ser precavidos con el consumo de bebidas energizantes.

A continuación un extracto del articulo

“The “High” Risk of Energy Drinks

The Food and Drug Administration (FDA) announcement on November 17, 2010, that caffeine is an unsafe food additive to alcoholic beverages will effectively make several “premixed” alcoholic energy drinks prohibited for sale in the United States. Additionally, the Federal Trade Commission has notified manufacturers that they are engaged in the potential illegal marketing of unsafe alcoholic drinks. These rulings have been regarded by some as a welcome response to an increasing public health risk. Scientists and health professionals assisted in the FDA action by arguing that, on the basis of evidence from an increasing number of scientific studies, the direct addition of caffeine to alcoholic beverages does not meet the “generally recognized as safe” standard. 1 Nevertheless, these premixed alcoholic energy drinks are only a fraction of the true public health risk.”

 

 

En definitiva, el consumo de estas bebidas debe realizarse con precaución, las empresas que las comercializan informar los componentes contenidos en la bebida de manera adecuada y sobre todo INFORMAR de sus potenciales efectos adversos al momento de consumirlas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.