intro

Una discusión que dura siglos: ¿ayuda la guerra al desarrollo económico?

¿Es buena la guerra para el crecimiento económico? Esta vez en este debate que dura siglos se han enfrentado expertos del periódico estadounidense 'The New York Times' y del británico 'The Week'. El debate sobre la importancia que tienen las guerras para el desarrollo económico ha provocado airadas disputas de varias generaciones de economistas e historiadores, y, dado el deterioro general de la situación mundial, la discusión ha vuelto a las páginas de los medios más importantes del mundo. Esta vez lo debaten expertos de 'The New York Times' y de 'The Week'. Guerra: ¿el 'gatillo' del progreso? El diario 'The New York Times' publicó recientemente un artículo del profesor Tyler Cowen, quien sostiene que la ausencia de grandes conflictos internacionales entorpece el crecimiento económico, mientras que la anticipación de la guerra, en cambio, es capaz de acelerarlo. Según Cowen, el actual crecimiento a paso de tortuga del PIB mundial se explica precisamente por la estabilidad, mientras que las tensiones regionales no permiten crear suficiente marco 'psicológico' para acelerar la recuperación económica después de la crisis. He aquí lo que escribe: "En el mundo ha habido pocas guerras últimamente, por lo menos guerras de carácter histórico. Algunos de los recientes titulares nos hablan sobre Irak o Sudán del Sur, haciéndonos pensar que nuestro mundo es un lugar muy sangriento, pero las bajas de hoy palidecen a la luz de las decenas de millones de personas que murieron en las dos guerras mundiales de la primera mitad del siglo XX. Incluso la Guerra de Vietnam tuvo muchas más muertes que cualquier guerra de hoy en las que están involucrados países ricos. Puede ser que suene ilógico, pero una mayor tranquilidad del mundo puede hacer que el logro de mayores tasas de crecimiento económico se haga menos importante, y, por lo tanto, menos probable". Y lo demuestra con hechos históricos... "Puede parecer repugnante encontrar un aspecto positivo a la guerra en este sentido, pero un vistazo a la historia de EE.UU. enseña que no podemos descartar la idea tan fácilmente. Innovaciones fundamentales como la energía nuclear, la computadora y el avión moderno fueron impulsadas por el Gobierno estadounidense, ansioso de derrotar a las potencias del Eje [nazi] o, más tarde, para ganar la Guerra Fría. Internet fue inicialmente diseñada para ayudar a nuestro país a soportar un intercambio de ataques nucleares, y Silicon Valley tuvo sus orígenes en contratos militares y no en las actuales empresas emergentes de medios sociales. El lanzamiento soviético del Sputnik estimuló el interés de EE.UU. por la ciencia y la tecnología en beneficio del crecimiento económico posterior". Parafraseando la idea, resulta que ni siquiera los conflictos militares son importantes en este sentido, sino una sensación de inestabilidad y miedo al futuro. De hecho, este miedo de perder todo lo ahorrado hace que la gente gaste lo más rápidamente posible, y con el tiempo este fervor consumista desemboca en la actividad empresarial, y, posteriormente, en crecimiento económico. A continuación, para apoyar su idea, el articulista de 'The New York Times' presenta un gráfico que muestra una disminución en el número de muertes en los conflictos armados en el siglo XX. El número de personas muertas en guerras se ha reducido drásticamente desde el siglo XX. Muertes relacionadas con combates por cada 100.000 personas * © RT/nytimes.com El mejor período para la economía es el período sin guerras Sin embargo, John Aziz, el oponente de Tyler y colaborador en temas de negocios y economía del semanal británico 'The Week', cree que este grafico solo refuta la idea de que la reducción del número de guerras ha comportado un crecimiento económico más lento. Si nos fijamos en los datos históricos sobre el crecimiento de la actividad económica y el crecimiento del PIB, se observa que las cifras más fuertes se muestran solo después de 1950, es decir, a partir del momento en que se registra menor número de muertes en guerras. Por supuesto, en este contexto no debe pasarse por alto el incremento de la productividad laboral, el aumento del número de habitantes del planeta y una serie de factores que hicieron posible el incremento económico; pero las guerras, afirma Aziz, seguramente no impulsan el desarrollo de la economía. En este gráfico queda claro que el crecimiento del PIB y la rentabilidad de la inversión aumentaron considerablemente a partir de los años 50 del siglo pasado. De acuerdo con la lógica del profesor Cowen, sostiene John Aziz, "una revolución en el Imperio ruso que se estima que segó las vidas de 9 millones de personas, dos guerras mundiales en las que murieron 81 millones de personas, y la guerra civil de México, que mató a otros dos millones de personas, son los puntos clave del crecimiento de la economía en los últimos años de la historia. Pero no es así: el período de 1950-2012 es considerado el más exitoso para el crecimiento del PIB mundial". "Eso no quiere decir que la lógica de Cowen sobre la guerra como factor de estímulo sea errónea. Apuesto a que si la horda de mongoles de Gengis Kan está a punto de llegar a su pueblo para saquearlo ustedes comenzarían de forma bastante urgente a forjar armas y erigir defensas. ¡Ese es el crecimiento económico!", exclama Aziz. Al comentar los inventos de la humanidad durante la Guerra Fría el periodista sostiene que la idea principal de toda esta historia es que se logró evitar que estallara una guerra contra la Unión Soviética estallara. En otras palabras, si un conflicto se está gestando, la economía sigue creciendo a ritmo muy acelerado ante tal amenaza, pero si esta amenaza desaparece, ello permite ahorrar millones de dólares y millones de vidas humanas, y, junto con ello, un porcentaje del PIB. Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/134159-discusion-ayuda-guerra-desarrollo-economico

Latest News »

Ecuador vuelve al podio del emprendimiento mundial Por Gabriel Rovayo, PhD, director general IDE Business School y presidente de Roadmak Solutions, Member of EFQM-Brussels.

Entre Ecuador y Japón, ¿cuál país cree usted que es más emprendedor? Si su respuesta fue Ecuador, está en lo correcto. La respuesta es lógica, permítame explicarle el porqué. Imagine que tiene trabajo asegurado desde que se gradúa de la universidad, con un buen salario, beneficios adicionales y un claro plan de carrera y crecimiento en el largo plazo. En Read full article »

Grandes cadenas hoteleras invertirán US$700 millones en Ecuador

Los grupos hoteleros Accor, Hilton, Wyndham e Intercontinental tienen proyectos de inversión en Quito y Guayaquil por aproximadamente US$700 millones para los próximos dos años. Así lo explicó ayer Arturo García, presidente de la VII Conferencia Sudamericana de Inversión en Hotelería y Turismo (Sahic) que se inauguró en Quito. En la cita participaron empresarios turísticos, autoridades y analistas. Se trata de Read full article »

Democracia en el siglo XXI

La recepción en Estados Unidos, y en otras economías avanzadas, del reciente libro de Thomas Piketty, Capital in the Twenty-First Century, da testimonio de la cada vez mayor preocupación sobre la creciente desigualdad. El libro de Piketty refuerza aún más la colección ya abrumadora de pruebas sobre la vertiginosa subida de la proporción de ingresos y riqueza en la parte más Read full article »

El transporte público, herramienta para reducir la pobreza en Latinoamérica

Un corto paseo por el centro de cualquier gran ciudad latinoamericana bastará para saber quién manda en las calles. Mientras cerca de cien millones de coches (uno por cada cinco personas) circulan diariamente por grandes avenidas y vías más modestas, el peatón queda relegado a veredas estrechas y sendas peatonales que, por poco respetadas, pueden convertirse en un auténtico calvario. En Read full article »

¿Sirve para algo estudiar con la que está cayendo? por ANTONIO CABRALES el 10/09/2014

Nota del editor: Reproducimos este artículo de El Mundo, que ha salido publicado sin enlaces en la versión digital. Todo el artículo, incluído el título se inspira (por decirlo suavemente) en una serie de artículos a la que contribuyeron Samuel Bentolila, Florentino Felgueroso, Luis Garicano, y Sergi Jiménez.. Yo cursé el último curso del BUP en 1981 (el infame teniente coronel Tejero y Read full article »

Club de Economía

Un espacio creado para desarrollar tu pasíón por esta ciencia