Precio petróleo no detiene su caída: anota mínimos en once años por agudización de exceso de suministros

Londres. Los futuros del petróleo bajaban hasta 4 por ciento el lunes, acercándose a su menor nivel en 11 años ante los temores a que un exceso mundial de suministros se agudice en los próximos meses y produzca una guerra de precios entre los productores dentro y fuera de la OPEP.

 

* El petróleo Brent llegó a caer previamente un 4% a menos de US$36,40 el barril, un nivel no visto desde diciembre de 2008, pero más tarde recortaba pérdidas y cotizaba con un declive de 1,48%  a US$37,34.

* En tanto, el petróleo WTI en Estados Unidos cedía 0,45% a US$35,49 el barril, luego de haber retrocedido anteriormente hasta un 3% a mínimos intradía de US$34,60 el barril.

* El Brent se llegó a negociar un poco más de 14 centavos de dólar sobre su menor nivel registrado durante la crisis financiera de 2008, de US$36,20 el barril.

* Si el contrato de Brent cae bajo ese nivel, será su menor precio desde mediados de 2004, un año en el que el crudo comenzó a repuntar desde niveles de un sólo dígito registrados durante la crisis de financiera de 1998. El mínimo del referencial estadounidense WTI es de US$32,40, en diciembre de 2008.

* Ambos referenciales han caído en todas las sesiones desde la reunión de la OPEP del 4 de diciembre, en la que sus miembros no lograron un acuerdo sobre el techo máximo de producción. En las últimas seis jornadas, los contratos han perdido un 13% cada uno.

* La OPEP ha estado produciendo cerca a niveles récord desde el año pasado en un intento por sacar del mercado a productores de alto costo como las firmas de esquisto en Estados Unidos.

* El mercado recibiría más producción a comienzos de 2016, cuando Irán elevaría su bombeo. Se espera que sus exportaciones alcancen un máximo de seis meses en diciembre y, según un funcionario iraní, el costo de producción del país se mantiene entre US$1 y US$1,5 por barril.

Chile y Ecuador buscan desarrollar proyecto minero en la provincia de Imbabura

El ministro de Minería de Ecuador, Javier Córdova, sostuvo que el proyecto de Llurimagua “es fundamental para Ecuador por su capacidad de producción. Actualmente se encuentra en fase de exploración avanzada”.

Puntualizó que hasta noviembre de este año se han perforado cerca de 13 mil metros en 12 sondajes (ocho finalizados y cuatro en ejecución), de los 15.000 metros programados para este año.

Quito. La Empresa Pública Minera de Ecuador (Enami EP) y la empresa chilena Codelco, fijaron a través de un acuerdo, las condiciones para crear una empresa de economía mixta en caso de desarrollar el proyecto minero Llurimagua, rico en cobre y molibdeno, ubicado en la provincia andina de Imbabura.

“Llurimagua es fundamental para Ecuador por su capacidad de producción. Actualmente se encuentra en fase de exploración avanzada”, informó el ministro de Minería de Ecuador, Javier Córdova.

Puntualizó que hasta noviembre de este año se han perforado cerca de 13 mil metros en 12 sondajes (ocho finalizados y cuatro en ejecución), de los 15.000 metros programados para este año. Agregó que para 2016, se planifica la perforación de unos 18.000 más y en caso de seguir a la fase de explotación, se lo hará con una empresa de economía mixta.

“La inversión bordea los siete millones de dólares y esperamos que el próximo año supere los 10 millones para la fase de exploración. 2016 y 2017 serán años exploratorios y luego se hará una evaluación económica al yacimiento” afirmó el secretario de Estado y explicó que Enami EP tiene que invertir el 51% únicamente de la fase de la exploración por ser quien tiene la concesión.

Respecto al trabajo en el desarrollo de comunidades ubicadas en áreas de influencia, el ministro Códova aseguró que “a pesar de encontrarse el proyecto en fase de exploración se está planificado la construcción de una Unidad Educativa del Milenio, una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) y otras obras que apoyarán el desarrollo de las actividades del sector”.

Por su parte, la ministra de Minas de Chile, Aurora Williams, dijo a Andes que “Codelco ha puesto a disposición de Ecuador su experiencia que tiene en Chile con ocho yacimientos mineros de estándar mundial”.

Destacó que Ecuador tiene una “gran riqueza geológica factible de explorar” y subrayó que actualmente los estándares de la minería a escala mundial exigen “compromisos medio ambientales relevantes”.

El desarrollo del proyecto minero incluye nuevas inversiones sociales en las comunidades del área de influencia. Hasta el momento, el Estado ha invertido US$26,2 millones en programas de electrificación, saneamiento ambiental y vialidad.

Con la participación de la sociedad es posible desarrollar una minería “inclusiva y sustentable”, concluyó la funcionaria chilena.

 

Venezuela y su crisis Por: Vicente Albornoz Guarderas

La crisis en Venezuela es de unas proporciones que difícilmente nos podemos imaginar. En gran parte es esa crisis la que llevó al gobierno de Nicolás Maduro a su reciente derrota electoral. Para tener una idea de los problemas que enfrenta, veamos tres cosas: su producción (PIB), su inflación y su dependencia del petróleo. Y una comparación con el Ecuador nos hará ver que si creemos que estamos muy mal es porque no sabemos cuán mal se puede llegar a estar. La reciente evolución del PIB de Venezuela es, por decir lo menos, aterradora. La producción de bienes y servicios en ese país va a ser, en el 2015, un 15% menos de lo que fue en el 2012. O sea, en tres años esa economía se ha contraído en 15% y para el próximo año se espera una contracción adicional de 5%, todo esto según el FMI. Eso significa que Venezuela enfrenta la nada envidiable perspectiva de que su producción en el 2016 sea equivalente a cuatro quintos de lo que produjo en 2012. En el Ecuador, la última gran crisis que vivimos fue en el 1999 y el PIB cayó solo por un año y en “únicamente” 6,3%. Lo de “únicamente” entre comillas es porque una caída como esa es una pesadilla económica y por eso nos acordamos los ecuatorianos de ese año con tanto desagrado. ¿Cómo será llevar tres años consecutivos, similares a nuestra pesadilla del 99? Pues los venezolanos lo saben. Siguiendo con la comparación, en el Ecuador el PIB va a caer este año en 0,5%, lo cual es bastante feo, pero que está muy lejos del desastre económico de Venezuela. Porque si comparamos la producción de 2015 con la de 2012, este año estaremos 7% por encima, mientras que, como ya se señaló, en la misma comparación los venezolanos estarán 15% por debajo. La inflación venezolana es tan alta y vergonzosa para su gobierno que ni siquiera la publican. Las estimaciones de entes no gubernamentales para este año varían entre 160% (FMI) y 209% (Ecoanalítica) y ambas son para quitarle el sueño a cualquiera que sepa lo que es inflación. En este punto, vale recordar que en septiembre del 2000, como resultado de la devaluación y emisión monetaria anterior a la dolarización, en el Ecuador llegamos a tener una inflación anual récord de 108% y fue una experiencia que nadie quisiera repetir. Pero cuando llegamos a ese nivel de inflación, al menos era obvio que pronto iba a caer. Para los venezolanos, la única perspectiva es que su inflación siga subiendo, lo que debe volverle al tema aún más intolerable. Y la dependencia del petróleo: en Venezuela, el año 2014, el 97% de sus exportaciones fue petróleo. Y ahora eso ha caído a la mitad. El golpe para la economía venezolana es mucho más fuerte que el golpe para la economía ecuatoriana donde “solo” el 52% de las exportaciones de 2014 fueron petróleo. No es que en el Ecuador estemos bien, pero nunca debemos perder de vista lo increíblemente mal que se puede llegar a estar. 1067 POR SI TE LO PERDISTE 6 tipos de delitos enfrentan los manifestantesIntroduzca el texto aquí Un cantante lojano ganó Ecuador Tiene Talento 4Introduzca el texto aquí La muerte cruzada neutraliza transitoria de CorreaIntroduzca el texto aquí Conozca los horarios para la final entre Liga y EmelecIntroduzca el texto aquí LO ÚLTIMO EN VIDEOS Congreso brasileño investiga al presidente de los diputados Eduardo Cunha por corrupción El Congreso de Brasil abrió una investigación contra el titular de la Cámara de Diputados, … FARC y gobierno anuncian pacto a favor de las víctimas La guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia anunciaron el martes, 15 de diciembre … Argentina anuncia emergencia eléctrica y alza gradual de tarifas El gobierno del presidente argentino Mauricio Macri declarará la emergencia eléctrica … Moscú renova sus locales comerciales subterráneos Los antiguos kioscos subterráneos de Moscú empiezan a pasar a mejor vida debido a … Los jugadores del ‘Bombillo’ aguardan por Liga de Quito El equipo de Emelec llegó a Manta y aguarda el cotejo contra Liga de Quito el miércoles … VER MÁS ÚLTIMA HORA 12:51 En los exteriores del estadio Reales Tamarindos hay mucho movimiento 12:50 La máscara de Tutankamón regresa a su vitrina después de su restauración 12:27 Jorge Lorenzo: ‘Márquez, Pedrosa y yo seguiremos siendo los favoritos’ 12:34 Ecotel TV de Loja salió del aire tras incautación de equipos 12:05 Stephen Hawking crea medalla para recompensar la labor científica 12:13 Plan policial para cuidar a migrantes que regresan por feriado 12:25 Dalo Bucaram, segundo candidato a la Presidencia de la República 12:05 Argentina anuncia fin de restricciones cambiarias en torno al dolar 11:48

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/opinion/vicentealbornoz-venezuela-crisis-opinion.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

El mito del gasto social en los países nórdicos Por: Juan Ramón Rallo

Los países nórdicos se han convertido en los principales referentes de los políticos españoles. Todos quieren ser Dinamarca, Suecia o Finlandia. En parte es comprensible: por un lado, sus altísimos impuestos y sus voluminosos Estados de Bienestar constituyen un poderoso reclamo para la izquierda; por otro, sus mercados relativamente más flexibles que en el resto de Europa resultan atractivos para aquellas formaciones con alguna querencia liberal.

Sin embargo, la información que recibimos sobre los nórdicos se halla en su mayoría tremendamente distorsionada. Parecería que nos encontráramos ante un paraíso donde el maná cayera del cielo apenas multiplicando el tamaño del Estado. A la postre, sus cifras sobre gasto social (sanidad, discapacidad, jubilación, ayuda familiar, desempleo, vivienda y reinserción) parecen de otro mundo: mientras que España destina a estas partidas el 25,9% de su PIB, Suecia canaliza el 30,5%, Finlandia el 31,2% y Dinamarca el 34,6%. Es decir, si trasladáramos tales porcentajes a España, el gasto social crecería entre 45.000 y 90.000 millones de euros. Ahí es nada.

Pero estas tan cacareadas cifras son tramposas. En primer lugar, porque no salen gratis: los ciudadanos de los países nórdicos pagan muchos más impuestos que los españoles, especialmente de carácter indirecto. Para que nos hagamos una idea: mientras que en España el tipo impositivo medio que abonamos sobre el gasto en consumo (IVA y Especiales) asciende al 14%, en Finlandia se eleva al 26,4%, en Suecia al 26,5% y en Dinamarca al 30,9%. Es decir, para equipararnos fiscalmente con los países nórdicos deberíamos duplicar el tipo impositivo medio sobre el consumo (eliminar los tipos reducidos y superreducidos del IVA, subir muy sustancialmente el tipo general, crear muchos nuevos impuestos especiales e incrementar los ya existentes). ¿Pagar más para recibir más? Los habrá que aceptarán encantados, pero otros preferirán gestionar su propio dinero en lugar de que lo haga Montoro: simplemente, dejemos elegir.

Mas la principal trampa que esconden las cifras de gasto social de los países nórdicos no es ésta, sino la de ocultar que se trata de cifras brutas. ¿A qué me refiero con que son cifras brutas de gasto social? Pues a que en los países nórdicos la gran mayoría de estas ayudas sociales están sometidas a tributación directa (IRPF y cotizaciones sociales) y copagos diversos de un modo mucho más gravoso que en España: mientras que en nuestro país el Gobierno recupera en impuestos directos y copagos el 5% de las ayudas sociales que entrega, en los países nórdicos recobra entre el 10 y el 16%. De ahí que las estadísticas no sean directamente comparables; un ejemplo: si el Gobierno español incrementa las pensiones medias de 1.000 a 1.500 euros mensuales pero, al mismo tiempo, aprueba una subida media de impuestos a los pensiones equivalente a 500 euros al mes, el gasto público en pensiones crecerá un 50%, pero las prestaciones reales que recibirán los pensionistas serán exactamente las mismas.

Pues bien, si corregimos el monto de gasto social bruto de los Estados europeos con los impuestos directos a que se lo somete, comprobaremos que las diferencias ya no son tan apreciables: mientras que en España el gasto social neto equivale al 24,1% del PIB, en Suecia es del 26,35%, en Finlandia del 27,27% y en Dinamarca del 27,81%: Es decir, de una diferencia equivalente a entre 45.000 y 90.000 millones de euros pasamos a una más estrecha, de entre 25.000 y 40.000 millones. Sí, el gasto social en los países nórdicos es mayor que en España, pero no muchísimo mayor; y, además, esa diferencia se debe a que también pagan impuestos mucho más elevados que nosotros.

De hecho, y aunque Eurostat no efectúa estos cálculos, si dedujéramos de las transferencias sociales no sólo los impuestos directos y los copagos, sino los impuestos sobre el consumo, entonces las diferencias se volverían prácticamente inexistentes. Por ejemplo, si suponemos que quienes reciben el gasto social en forma de transferencias dinerarias consumen dos tercios de las mismas y, en consecuencia, soportan los elevados tipos impositivos sobre el consumo antes reseñados, las transferencias sociales netas de impuestos directos, impuestos sobre el consumo y copagos se reducirían en los países nórdicos hasta el 23-23,5% del PIB… frente al 22% español.

Siendo tan nimias las diferencias en materia de gasto social entre España y los nórdicos, ¿por qué aparentemente son tan enormes? Por dos motivos esenciales. El primero es que los países nórdicos son mucho más ricos que España: la renta per cápita de los nórdicos es entre un 25% y un 38% superior a la española, de modo que ellos gastan casi el mismo porcentaje que nosotros pero sobre una base mucho mayor.

El segundo es la distribución de ese gasto social: mientras que los nórdicos apenas dirigen entre el 1 y el 1,5% del PIB a prestaciones por desempleo (una prestación social que, en un mundo ideal, donde quien quisiera trabajar tuviera un empleo, sería cero), España –debido a su disfuncional mercado de trabajo– ha de destinar alrededor del 3%. Eso significa que los nórdicos también pueden concentrar muchos más recursos a las únicas dos partidas en las que verdaderamente nos diferenciamos de ellos: prestaciones por discapacidad y ayuda familiar (en el resto gastamos aproximadamente el mismo porcentaje, incluso antes de computar la influencia de los impuestos sobre el consumo). Mientras que España gasta combinadamente en estas dos partidas el 3,2% de su PIB, los nórdicos destinan entre el 6,5% y el 7,2%.

Ésas, y no otras, son las diferencias entre España y los nórdicos: a) las prestaciones sociales de los países nórdicos están sometidas a muchos más impuestos que en España, de modo que las diferencias después de impuestos apenas equivalen al 1,5% del PIB; b) la distribución del gasto social es distinta (en España pesa más el desempleo; en los nórdicos la ayuda familiar); c) la cuantía absoluta de las prestaciones es mayor en los nórdicos debido a que su renta per cápita también es mayor.

Por consiguiente, multiplicar los impuestos no hará que nos parezcamos a los nórdicos, salvo por el hecho de castigar con muchos más tributos a pensionistas y jubilados. Si quisiéramos parecernos a los nórdicos deberíamos, en esencia, reducir nuestra tasa de desempleo (para así poder dirigir el menor gasto en prestaciones a la ayuda familiar) e incrementar nuestra renta per cápita (para abonar ayudas superiores en términos absolutos). Y para lograr ambos fenómenos necesitamos liberalizar la economía, empezando por el mercado laboral; algo que, por cierto, los países nórdicos ya han hecho en gran medida.

Ahora bien, no olvidemos que no existe ninguna imperiosa necesidad de parecernos a los países nórdicos. Prosperidad y cohesión no es igual a gasto e impuestos mayores que en España. Si en lugar de Suecia nos fijamos en Suiza, comprobaremos que su gasto social asciende al 21,5% del PIB, casi tres puntos menos que España. Y su renta per cápita no es un 38% superior a la nuestra –como sucede con los nórdicos–, sino un 75%. Ese es el verdadero modelo que imitar.

http://www.libremercado.com/2015-11-22/juan-ramon-rallo-el-mito-del-gasto-social-en-los-paises-nordicos-77341/

 

Ecuador se convierte por tercera vez en el “Destino verde líder del mundo” en premios ‘Óscar del Turismo’

 

Quito. Ecuador recibió por tercer año consecutivo el galardón “World’s Leading Green Destination 2015”, (Mejor Destino Verde Líder del Mundo 2015), otorgado por World Travel Awards (WTA) International, considerado como los premios Óscar del turismo que se celebraron este sábado en Jádida (Marruecos).

Además de este premio, Ecuador también ganó el premio “World’s Leading Green Hotel” (Mejor Hotel Verde del Mundo) que fue destinado al Ecotel Finch Bay, por segundo año consecutivo, que es un emprendimiento privado que ha desarrollado productos turísticos  amigables con el ambiente y con las prácticas sostenibles en  las Islas Galápagos.

“Ganar el Destino Verde Líder del Mundo por tercer año consecutivo es un reflejo del éxito del Ecuador en el posicionamiento de sí mismo, no sólo como un destino singular para los viajes basado en la naturaleza, sino también a través de productos de alta calidad, como el Eco Finch Bay hotel, ganador del ‘ líder mundial Green Hotel ‘ por segundo año consecutivo”, dijo el fundador y presidente de la World Travel Award, Graham Cooke.

“Ecuador ha hecho grandes progresos en los últimos años como una fuerza del turismo a tener en cuenta en América del Sur”, precisó Cooke, quien reconoció el esfuerzo del país que compitió con otros países como Belice, Brasil, Costa Rica,  Kenia, Fiji, Perú, Trinidad y Tobago, Seycheles y Noruega.

La ceremonia de los WTA International es considerada la más importante del mundo en reconocimiento al turismo, pues se reconocen a finalistas de clase mundial en diferentes áreas relacionadas al turismo, tales como calidad de destinos, gastronomía, productos y servicios, entre otras.

En octubre pasado, Ecuador también recibió 14 reconocimientos de los WTA Latinoamérica, en el que también ganó como Mejor destino verde de Latinoamérica y Quito, su capital, fue reconocida como el Mejor destino de Suramérica.

Con estos premios, el país sigue posicionándose como un destino turístico verde, que se mantiene a la vanguardia del cuidado de la naturaleza, convirtiéndose en un destino de clase mundial.

 

¿Hay vida después de la crisis? Por: Vicente Albornoz Guarderas

Hoy, cuando se ve a los países europeos que (recién) están saliendo de la crisis en la que entraron en el 2007, uno se pregunta cuándo (y cómo) saldremos de la crisis a la que estamos entrando. En Europa, Irlanda parecería ser el primero que está realmente superando la crisis y retomando la senda del crecimiento. Su PIB, luego de haber caído violentamente entre 2007 y 2009, ha crecido de manera notable en los últimos dos años, con 5% anual para 2014 y 2015, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Y si se puede aseverar que está saliendo de la crisis es porque su producción está en un nivel similar al que tenía en 2007, lo cual es positivo, pero es solo el primer paso para volver a ser la dinámica economía que le permitió ganarse el nombre del “tigre celta”, en referencia a los “tigres asiáticos”. España también está recuperando su crecimiento y para este año se espera que lo haga a un ritmo de más de 3%, algo evidentemente bueno, pero que no le alcanzará para recuperar su nivel de producción anterior a la crisis. Y en el caso español, el desempleo sigue a unos niveles altísimos. Entonces, estos dos países, las dos “estrellas” de la recuperación europea, parecería que finalmente han dejado atrás a la crisis, aunque todavía no pueden cantar victoria. Eso significa que, en el caso de Irlanda, se han necesitado siete años y ocho en el de España. Y en los países nombrados, la recuperación ha sido más rápida que en el resto de Europa porque su reacción a la crisis fue rápida y relativamente ágil. Irlanda, además, tiene una economía sumamente flexible y que fue capaz de adaptarse en poco tiempo a una nueva situación mundial. Por otro lado, y si bien todavía les queda un largo camino por recorrer, Portugal, Italia y Chipre están en franca recuperación y hasta Grecia parecería que dejó de contraerse. Claro que todos estos países tuvieron el apoyo de la Unión Europea, del Banco Central Europeo y, en algunos casos, del FMI. Mirando todo eso, lo que habría que preguntarse es cuánto tiempo le costará al Ecuador salir de la crisis a la que estamos entrando, porque, si bien la contracción no será tan fuerte como en los países europeos, tampoco existen perspectivas de una rápida recuperación posterior. El Ecuador no tiene una economía tan flexible como Irlanda, ni el apoyo de la Unión Europea o de su Banco Central (o de la Reserva Federal norteamericana). Y a pesar de algún diálogo que habrá habido con el FMI, falta mucho antes de que contemos con su ayuda. No, la recuperación será lenta porque la inflexible economía ecuatoriana necesitará bastante tiempo para readaptarse a un mundo con menores precios del petróleo. Y después de ocho años de encarecernos y de perder competitividad, habrá un duro trabajo para que podamos volver a producir y a buenos costos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/opinion/crisis-europa-economia-opinion-vicentealbornozguarderas.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Ecuador prevé un presupuesto de $29.835 millones para 2016

Ecuador calcula que para 2016 su presupuesto estatal será de 29.835 millones de dólares y su necesidad de financiamiento de 6.600 millones, informó el sábado el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

“En total necesitamos 29.835 millones (de dólares) para el presupuesto general del Estado”, dijo Correa durante su programa semanal de radio y televisión.

El gobernante señaló que el viernes envió al Congreso, dominado por el oficialismo, la propuesta de presupuesto para su aprobación.

En principio las autoridades habían dicho que el presupuesto iba a ser de 29.900 millones de dólares.

El mandatario agregó que el déficit para el próximo año será de 2.400 millones de dólares (2,4% del PIB), pero que a eso deben sumarse amortizaciones de deuda contraída anteriormente, lo que da como resultado la necesidad de financiamiento que tendrá el país para 2016.

“La necesidad de financiamiento para el próximo año son 6.600 millones de dólares, de los cuales 4.134 millones ya están identificados, son compromisos adquiridos con el BID, bilaterales, China, etcétera”, explicó Correa.

El plan presupuestario para el 2016 también estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 1% y una inflación de 3,3%. El PIB nominal alcanzará los 102.000 millones de dólares, según Correa.

Ecuador, que enfrenta la caída de los precios del petróleo, calcula que el crecimiento de su PIB petrolero será de 0,8%. Las autoridades consideran que el PIB no petrolero crecerá 1%.

Asimismo, el plan establece un precio promedio del barril de petróleo de 35 dólares.

Este viernes el barril de “light sweet crude” (WTI), que sirve de referencia para el petróleo ecuatoriano, cerró en 46,59 dólares.

“Hemos preferido optar por un escenario negativo y hemos puesto un precio de barril de 35 dólares”, apuntó el gobernante. Para el presupuesto de 2015, que fue de 34.897 millones de dólares, el gobierno estableció un precio promedio del barril de 79 dólares.

Ecuador, el miembro más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha hecho en los últimos años una millonaria inversión en la construcción de una red de hidroeléctricas con las que espera reducir su dependencia del petróleo y exportar energía.

El país también enfrenta la apreciación del dólar, la moneda que adoptó hace 15 años. A eso se suma la depreciación de la moneda de países vecinos, como el peso colombiano y el sol peruano, que ha restado competitividad a los productos ecuatorianos.

Economistas críticos del gobierno achacan la delicada situación económica de Ecuador al modelo económico y sostienen que ha ahuyentado las inversiones extranjeras. De otro lado, consideran que el gobierno no aprovechó la bonanza petrolera para crear fondos de ahorro que le permitan enfrentar la situación actual. (I)

Japón sufre su quinta recesión en siete años Por: Xavier Fontdegloria

La tercera economía mundial no logra remontar el vuelo. A pesar de haber lanzado el mayor programa de estímulo monetario de la historia, Japón ha entrado oficialmente en recesión técnica por quinta vez en los últimos siete años debido a la incertidumbre sobre el crecimiento global. Entre junio y septiembre, el PIB nipón cayó un 0,2% con respecto a los tres meses anteriores -o, a tasa anualizada, un 0,8%- después de que durante el segundo trimestre del año la economía ya se contrajera un 0,7%.

Según los datos preliminares del Gobierno, la principal causa de la caída fue el bajón de la inversión de las empresas (-1,3% con respecto al trimestre anterior), temerosas de la volatilidad en China y, en general, de la débil recuperación mundial. El consumo doméstico, que supone casi el 60% de la economía japonesa, creció un 0,5% frente a los registros entre abril y junio y las ventas al extranjero también experimentaron un buen comportamiento, con un aumento del 2,6% intertrimestral.

Se trata de la quinta recesión que sufre el país desde el estallido de la crisis financiera internacional y la segunda tras la llegada de Shinzo Abe al poder. Una de las prioridades del primer ministro nipón, precisamente, es lograr que Japón deje atrás dos décadas de estancamiento económico y para ello puso en marcha -inmediatamente después de su nombramiento- el mayor plan de estímulo de la historia del país. Pero el llamado Abenomics, basado en un mayor gasto público, barra libre de liquidez y reformas estructurales, no está dando los frutos esperados, lo que supone un nuevo revés político para Abe.

Si bien la inyección de capital en la economía depreció el yen y favoreció enormemente las exportaciones, en 2014 a Japón se le atragantó la subida del impuesto que grava el consumo. La medida, necesaria para afrontar la ingente deuda pública del país (cercana al 250% del PIB), hundió la demanda interna más de lo esperado y situó el país en números rojos. Una vez recuperados del susto -gracias en parte a la ampliación del programa de estímulo-, las ganancias de compañías japonesas que se han beneficiado de un yen débil no han repercutido ni en inversión ni en aumentos significativos de los salarios por la desconfianza en el porvenir de la economía mundial y los recientes vaivenes de su mayor vecino, China. Otro de los objetivos del plan, alcanzar cuanto antes una tasa de inflación sostenida cercana al 2%, es también difícil de cumplir por la bajada del precio de las materias primas.

Aunque la caída entre julio y septiembre es mayor de lo esperado por los analistas, la entrada en recesión se daba por descontada. El ministro de Economía y Política Fiscal, Akira Amari, se refirió al “empeoramiento de las economías exteriores” como “factor de riesgo” para Japón, aunque confió en que la tercera economía mundial volverá a crecer en el último trimestre del año, informa Efe. Los analistas también apuntan a que la contracción será puntual: “Esperamos que la economía japonesa se recupere gradualmente entre octubre y diciembre sobre todo por el crecimiento del consumo privado y por el cambio de tendencia en el gasto corporativo debido a los mayores beneficios empresariales”, aseguraron los economistas deNomura en una nota a clientes.

Otra de las incógnitas radica en si este bache se traducirá en más medidas de estímulo por parte de la administración Abe. No está previsto que el Banco de Japón amplíe su programa masivo de compra de activos en la reunión de esta semana, pero sí es probable que los datos conocidos este lunes afecten al presupuesto suplementario que el Gobierno está preparando para, entre otras cosas, ayudar a los campesinos a hacer frente a la competencia que traerá la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). Este enésimo espaldarazo en forma de gasto fiscal podría alcanzar entre los 3 y 3,5 billones de yenes (entre 22.700 y 26.500 millones de euros).

Los analistas coinciden en que uno de los problemas que lleva a Japón a ser tan vulnerable a las turbulencias de la economía mundial es la falta de celeridad implementar la tercera y más dolorosa flecha del Abenomics: las reformas estructurales. “Las primeras dos flechas, el estímulo fiscal y monetario, estaban destinadas a ganar tiempo, pero Japón no ha logrado avanzar con las reformas dolorosas, pero necesarias, para aumentar su potencial de crecimiento”, explicó a Reuters Hiroshi Shiraishi, economista de BNP Paribas. Por ejemplo, si bien se ha observado un ligero aumento de la participación de la mujer en el mercado laboral nipón, sigue habiendo una fuerte dualidad entre los que trabajan en las grandes empresas del país, con mejores salarios, y los que lo hacen en pequeñas y medianas empresas, con peores condiciones. Urgen también medidas para corregir el declive de la fuerza laboral en un país con una población cada vez más envejecida y eliminar las barreras al comercio exterior.

Ministro de Ecuador confía que mercado de petróleo mejore el año próximo

El mercado petrolero mejorará el año próximo, dijo el lunes el ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Carlos Pareja Yannuzzelli, a pocos días de una reunión de la OPEP.

“Estamos aquí para resolver el problema”, sostuvo Pareja Yannuzzelli al ser consultado sobre cuál es el precio justo del crudo.

Cuando se le preguntó si cree que el mercado mejorará en 2016, dijo: “Sí, creo que sí”.

Los ministros de Petróleo de la OPEP se reunirán el viernes en Viena.

El socio más pequeño de la OPEP ha tenido que realizar recortes en su presupuesto de inversión y recurrir a un agresivo endeudamiento para enfrentar los efectos de la caída del precio del crudo en su economía dolarizada.

El petróleo ha perdido más de la mitad de su valor en 18 meses debido a una persistente abundancia de suministros.

Ante este escenario, Ecuador presentará una propuesta a los países de la OPEP para recortar la producción de crudo “en menos del 2 por ciento” de la demanda diaria, a fin de recuperar los precios del crudo y beneficiar a los productores.

Pareja tiene previsto reuniones bilaterales con sus pares de Venezuela, Nigeria, Angola, Indonesia, Irán, Irak y Argelia un día antes de la reunión de la OPEP. (I)

 

Isaac Cohen revisó en Guayaquil las perspectivas económicas para América Latina

El panorama de la economía mundial no se vislumbra positivo para el año que viene. Así al menos lo considera el analista económico Isaac Cohen, quien está de visita en Guayaquil para dictar una serie de conferencias sobre las perspectivas económicas de Latinoamérica y el mundo para el 2016. Cohen, experto en comercio internacional y quien fue por 24 años miembro de la Cepal, esbozó la noche de este martes 17 de noviembre, en su primera conferencia en Guayaquil, cómo se refleja la caída de la economía en la región y cómo esta es a su vez un reflejo de lo que sucede en el resto del mundo. “La economía del mundo está en una etapa lenta de crecimiento, que se proyecta en el 3,1% de crecimiento, desde el 3,4% de crecimiento del 2014”. Cohen es analista económico habitual de la cadena noticiosa CNN en Español. A su criterio, China, la potencia asiática, también evidenciará una ralentización de su crecimiento económico, pero a largo plazo. “China es una máquina impresionante de exportación, pero está orientada ahora a impulsar el consumo doméstico”. Para la economía de América Latina su lectura tampoco es alentadora. Recordó que en la región, el FMI proyecta para Ecuador una tasa de crecimiento del 0,1% para el 2016. Propone, en ese sentido, diversificar más las exportaciones, e incorporarse a la mayor cantidad de acuerdos comerciales. Sobre Ecuador, considera que ha alcanzado un nivel de apertura importante, pero recomienda mayor apertura. Cohen permanecerá en Ecuador hasta el jueves 19 de noviembre de 2015, dictando una serie de charlas en centros universitarios de Guayaquil. Su visita al país es auspiciada por el Colegio de Economistas del Guayas y el Municipio de Guayaquil.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/actualidad/isaaccohen-reviso-guayaquil-perspectivas-economia.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com