El desempleo en A. Latina y el Caribe en 2016

La evolución de los mercados laborales en América Latina y el Caribe durante 2016 será en general negativa, debido a la previsión de un contexto macroeconómico y de crecimiento más deteriorado que el año pasado y al debilitamiento de algunos indicadores de empleo, advierten la Cepal y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los organismos de las Naciones Unidas señalan en una nueva edición de Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe que estos factores, en especial el bajo dinamismo en la generación de empleo, llevarían a un incremento del desempleo urbano de más de medio punto (0,5) porcentual en 2016 con respecto a 2015.

“El proceso de continua mejora de los indicadores laborales que benefició a la región durante gran parte de los últimos 15 años se frenó en un contexto macroeconómico global más desfavorable”, indican Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y José Manuel Salazar, Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, en el prólogo del documento.

“Esto subraya la importancia de medidas no solo para mitigar los efectos de la crisis en el corto plazo, sino también para enfrentar las brechas y rezagos de más largo plazo, tales como la poca diversificación productiva, las brechas de productividad, la alta informalidad y la desigualdad”, agregan.

El Director Regional de la OIT será uno de los participantes especiales en el trigésimo sexto período de sesiones de la Cepal, que se realizará en Ciudad de México del 23 al 27 de mayo. Durante el evento, Salazar expondrá en la mesa redonda sobre la dimensión regional del seguimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que contempla una serie de objetivos relacionados específicamente con crecimiento inclusivo y trabajo decente.

El informe CEPAL-OIT realiza un balance del desempeño de los mercados laborales de América Latina y el Caribe en 2015. Indica que, principalmente como resultado de la leve contracción del producto interno bruto (PIB) regional, ese año la tasa de desempleo promedio registró su primer aumento desde 2009, al pasar de 6,0% en 2014 a 6,5% en 2015.

Este aumento fue producto de una mayor entrada de buscadores de empleo al mercado de trabajo en comparación con años anteriores, quienes no encontraron la cantidad necesaria de puestos de trabajo. Esto fue consecuencia de una débil generación de empleo asalariado como resultado del bajo dinamismo de la actividad económica, agrega el estudio.

Además, a nivel regional se registró un deterioro de la calidad del empleo, dado que en vista de la falta de suficientes puestos de trabajo asalariado, se expandió el trabajo por cuenta propia, generalmente de menor calidad.

Según el documento, la debilidad en la generación de empleo en 2015 se expresó en la tercera caída anual consecutiva de la tasa de ocupación (en 0,4 puntos porcentuales), la cual implicó una reducción del número de perceptores de ingresos laborales por hogar. Esta caída en los ingresos ha jugado un papel importante en el aumento de la pobreza estimado para 2015 (a 29,2% de los habitantes de la región, de acuerdo con últimas proyecciones de la CEPAL).

Sin embargo, CEPAL y OIT recalcan que el deterioro de los indicadores de empleo y desempleo no es un fenómeno generalizado en la región.

En 2015, solo en siete de 19 países de América Latina y el Caribe la tasa de desempleo aumentó, mientras que en nueve cayó y en otros tres se mantuvo prácticamente estable. En general, en los países de Centroamérica, México, República Dominicana y las naciones del Caribe la evolución del mercado laboral fue más favorable que en América del Sur, cuyo desempeño se vio afectado por el impacto del contexto externo en su actividad económica y la inflación, entre otros factores.

En la presente edición de Coyuntura laboral se analiza además la evolución del empleo en las áreas rurales de los países de la región entre 2005 y 2014 con el fin de identificar si las mejoras observadas en este período para los mercados laborales en su conjunto también se registran en estas zonas, y si las brechas respecto a las áreas urbanas se redujeron.

Los datos disponibles muestran que las áreas rurales sí se beneficiaron de las mejoras respecto a los indicadores de cantidad y calidad del empleo en el total regional. Sin embargo, las brechas urbano-rurales no se achicaron.

Sobre este tema, el informe concluye que para avanzar en la reducción de los déficits de trabajo decente en las áreas rurales es indispensable una mayor modernización y diversificación productiva, además de mejoras de la productividad del sector agropecuario. Además se recomienda fortalecer las instituciones laborales para contribuir a la formalización del empleo rural, mejorar la protección social, un mayor cumplimiento del salario mínimo y otras normas del trabajo, así como disminuir los obstáculos para la inserción laboral de las mujeres y jóvenes rurales.

Fuente: América Economía

La nueva era de monopolio Por: Joseph Stiglitz

NUEVA YORK – Durante 200 años, ha habido dos escuelas de pensamiento sobre qué es lo que determina la distribución de los ingresos – y sobre cómo funciona la economía. Una, que surge de los pensamientos de Adam Smith y los economistas liberales del siglo XIX, se centra en los mercados competitivos. La otra, consciente de la forma cómo el tipo de liberalismo de Smith conduce a una rápida concentración de la riqueza y el ingreso, toma como punto de partida la tendencia sin restricciones que tienen los mercados para dirigirse hacia el monopolio. Es importante entender ambas escuelas debido a que nuestros puntos de vista sobre las políticas gubernamentales y las desigualdades existentes se moldean según cuál de las dos escuelas de pensamiento cada uno de nosotros cree que es la que proporciona una mejor descripción de la realidad.

Para los liberales del siglo XIX, y para sus acólitos de estos últimos días, debido a que los mercados son competitivos, los rendimientos que reciben las personas individuales se relacionan con sus contribuciones sociales – con su “producto marginal”, en el lenguaje de los economistas. Los capitalistas son recompensados ​​por ahorrar en lugar de consumir – por su abstinencia, en palabras de Nassau Senior, uno de mis predecesores en la Cátedra Drummond de Economía Política en la Universidad de Oxford. Las diferencias en los ingresos en aquel entonces se relacionaban con la propiedad de los “activos” – capital humano y financiero. Los académicos que estudiaban la desigualdad, por lo tanto, se centraron en los factores determinantes de la distribución de los activos, incluyendo en la forma cómo los activos se transmitían de generación en generación.

 

La segunda escuela de pensamiento toma como punto de partida “el poder”, incluyendo la capacidad para ejercer control monopólico o, en el caso de los mercados de trabajo, para hacer valer la autoridad sobre los trabajadores. Los académicos en esta área se han centrado en lo que da lugar al poder, cómo se lo mantiene y cómo se lo fortalece, y otras características que pudiesen impedir que los mercados sean competitivos. El trabajo sobre la explotación que emerge de las asimetrías de información es un ejemplo importante.

En Occidente, en la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, la escuela liberal de pensamiento fue la escuela dominante. No obstante, a medida que la desigualdad se ampliaba y las preocupaciones sobre la misma crecían, esta escuela basada en la competencia y que visualiza los rendimientos individuales en términos de producto marginal, pierde cada vez más su capacidad para explicar cómo funciona la economía. Por lo tanto, hoy en día, la segunda escuela de pensamiento se encuentra en ascenso.

Al fin de cuentas, los grandes bonos que se pagaron a los directores ejecutivos cuando ellos conducían a sus empresas a la ruina y a la economía al borde del colapso son difíciles de conciliar con la creencia de que los pagos que reciben las personas individuales tienen algo que ver con sus contribuciones sociales. Por supuesto, históricamente, la opresión de grandes grupos – esclavos, mujeres y minorías de diversos tipos – se presentan como casos evidentes en los que las desigualdades son el resultado de las relaciones de poder, y no de los rendimientos marginales.

En la economía de hoy, muchos sectores – telecomunicaciones, televisión por cable, ramas digitales de los medios de comunicación social para la búsqueda en Internet, seguros de salud, productos farmacéuticos, agro-negocios, y muchos más – no se pueden entender mirándolos a través de la lente de la competencia. En estos sectores, la competencia que existe es oligopólica, no es la competencia “pura” que se describe en los libros de texto. Se puede definir a unos pocos sectores como sectores “tomadores de precios”; las empresas son tan pequeñas que no tienen ningún efecto sobre el precio de mercado. La agricultura es el ejemplo más claro, pero la intervención gubernamental en el sector es enorme, y los precios no se establecen, primordialmente, a través de las fuerzas del mercado.

El Consejo de Asesores Económicos (CEA) del presidente estadounidense Barack Obama, dirigido por Jason Furman, ha intentado calcular la magnitud del aumento en la concentración de mercado  y algunas de sus implicaciones. En la mayoría de las industrias, de acuerdo con el CEA, las métricas estándar muestran grandes – y en algunos casos, dramáticos – aumentos en la concentración de mercado. El porcentaje de participación en el mercado de los depósitos de los diez primeros bancos, por ejemplo, aumentó de un nivel aproximado del 20% al 50% en tan sólo 30 años, entre el año 1980 al 2010.

Parte del aumento en el poder de mercado viene como resultado de cambios en la tecnología y la estructura económica: considere las economías en red y el crecimiento de las industrias del sector de servicios a nivel local. Una parte de dicho aumento de poder se debe a que las empresas – Microsoft y las compañías farmacéuticas son buenos ejemplos – han aprendido de mejor manera la forma cómo erigir y mantener barreras de ingreso, a menudo con el apoyo de fuerzas políticas conservadoras que justifican la laxa imposición de legislación antimonopólica y el fracaso en la imposición de limitaciones al poder de mercado basándose en el razonamiento que indica que los mercados son competitivos “naturalmente”. Y, otra parte del mencionado aumento refleja el abuso descarado y el apalancamiento de dicho poder de mercado a través de procesos políticos: los grandes bancos, por ejemplo, presionaron al Congreso de Estados Unidos mediante acciones de lobby para que modifique o derogue legislación que separa la banca comercial de otras áreas de las finanzas.

Las consecuencias se pueden evidenciar mediante los datos, mismos que muestran un aumento de la desigualdad en todos los niveles, no sólo a lo largo del espectro de las personas individuales, sino que también a lo largo y ancho de las empresas. El informe del CEA señaló que “las empresas que están en el 90 percentil ven rendimientos sobre sus inversiones en capital que son más de cinco veces la mediana. Este ratio estaba más próximo a dos veces la mediana, sólo hace un cuarto de siglo atrás”.

Joseph Schumpeter, uno de los grandes economistas del siglo XX, argumentó que uno no debe preocuparse por el poder del monopolio: los monopolios sólo llegarían a ser temporales. Se daría una feroz competencia por el mercado y esta competencia sustituiría la competencia en el mercado y se garantizaría que los precios se mantuvieran competitivos.

Mi propio trabajo teórico ya tiempo atrás mostró los defectos en el análisis de Schumpeter, y ahora los resultados empíricos proporcionan una fuerte confirmación. Los mercados de hoy en día se caracterizan por la persistencia de elevadas ganancias monopolistas.

Las implicaciones de esto son profundas. Muchas de las suposiciones acerca de la economía de mercado se basan en la aceptación del modelo competitivo, con rendimientos marginales conmensurados a las contribuciones sociales. Este punto de vista ha dado lugar a dudas acerca de la intervención oficial: si los mercados son fundamentalmente eficientes y justos, es poco lo que incluso el mejor de los gobiernos podría hacer para mejorar la situación. Pero si los mercados se basan en la explotación, la lógica que justifica una actitud laissez-faire desaparece. En efecto, en ese caso, la batalla contra el poder atrincherado no sólo es una batalla por la democracia, sino que también es una batalla por la eficiencia y la prosperidad compartida.

Traducción de Rocío L. Barrientos.

 

13 de mayo 2016

www.project-syndicate.org

El terremoto de 1987 Por: Vicente Albornoz Guarderas

El 5 de marzo de 1987, el Ecuador fue golpeado por dos terremotos. El primero, a las 20:54, con una magnitud de 6,1 y el segundo, a las 23:10, con una magnitud de 6,9. El saldo final incluyó 1 000 muertos y daños materiales por USD 1 000 millones. Pero la mayor destrucción no se produjo por los sacudones de tierra, sino por los deslaves. En realidad, aparte de edificaciones afectadas en Baeza, Ibarra, Otavalo y Cayambe y de daños a inmuebles antiguos, fue poca la destrucción directamente producida por el sismo. El epicentro fue junto al volcán Reventador, en una zona caracterizada por laderas muy empinadas; laderas que estaban especialmente húmedas por las copiosas lluvias de febrero de 1987. Si bien los terremotos dañaron pocas estructuras, sí debilitaron las laderas de la zona cercana al epicentro. Muchas de esas laderas, al ser sacudidas, se desprendieron y produjeron deslaves. Estos, a su vez, tuvieron dos tipos de efectos: los directos y los indirectos. Los efectos directos de los deslaves fueron los daños a la vida y a la infraestructura. 70 km del oleoducto (Sote, el único que había en el país entonces) fueron la infraestructura más importante dañada. La reparación del Sote no fue especialmente costosa, pero causó un serio daño a la economía, porque bloqueó la exportación de petróleo por más de cinco meses. El daño indirecto de los deslaves fue que algunos bloquearon ríos, creando una suerte de represas que al romperse hicieron que los ríos crecieran y destruyeran lo que había a su paso. El país no estaba preparado para ese desastre. Si bien durante el año 1985 la economía creció y hubo un notable optimismo empresarial, la caída del precio del barril a un promedio de USD 12 durante el año 1986 redujo ese optimismo y puso al Gobierno en serios problemas fiscales. Tan graves fueron los problemas que para enero de 1987 el país dejó de pagar su deuda externa. El terremoto llegó en un pésimo momento, pues el Gobierno no tenía acceso a financiamiento externo (estaba en moratoria) ni tenía ahorros (la Reserva internacional se hallaba en valores negativos). El golpe económico del terremoto fue terrible y, según los datos de la época, el PIB cayó en 6%. Además, el Gobierno decidió financiar sus gastos con emisión inorgánica, lo que disparó los precios y complicó el funcionamiento de toda la economía. Cuando en agosto de 1988 terminó la Presidencia de Febres Cordero, por esa mezcla de mala suerte y malas políticas, la economía estaba en soletas, la Reserva monetaria en menos USD 330 millones, la inflación y la pobreza al alza y el país en moratoria. Se necesitaron cinco años para volver a poner en orden la economía. Esta columna apareció originalmente en octubre de 2013 y fue parte de una investigación del autor que se publicó en 2014 bajo el título “Social and Economic Consequences of the 1987 Earthquakes in Ecuador”, en la revista Iberoamericana de Berlín, Alemania. La republicamos por su evidente actualidad.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/opinion/sintesisnoticiosa-vicentealbornoz-terremoto-ecuador-1987.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

¿Cómo cambiamos una cultura de corrupción? POR: LUIS GARICANO

La cultura de una empresa, una organización o un país son las normas y creencias compartidas, la “forma en que se hacen las cosas aquí”, lo que consideramos “lo normal”. En una organización donde es “normal” trabajar hasta muy tarde de la oficina, el que se va a la hora sufre consecuencias negativas. En una empresa donde nadie contradice al jefe, el que habla de forma crítica es el bicho raro. En una sociedad donde es normal copiar en los exámenes, el estudiante que se niega a ayudar a otro estudiante a copiar puede sufrir represalias.

Es decir, estos comportamientos “culturales” son el resultado de lo que llamamos en economía un “equilibrio” (técnicamente, un equilibrio de Nash). La clave de esta idea es que una persona no se querrá desviar unilateralmente, aunque no le guste este equilibrio, por que sabe que si es el único que cambia caerá en una situación peor. Es decir, en un equilibrio, cada individuo empeora su propia situación si unilateralmente se desvía del comportamiento que todos esperan.

Pues bien, la corrupción es un fenómeno “de equilibrio”, un fenómeno “cultural”.

Para entender esta idea, imagínese que usted viaja a Iguala, en México, la ciudad cuyo alcalde ordenó a la policía el secuestro y asesinato de 43 estudiantes para favorecer la campaña electoral de su mujer. Si un policía le solicita allí una mordida, con casi toda probabilidad usted le dirá que sí. No es que usted sea un criminal en potencia. Lo hace porque lo contrario le expone a un riesgo cierto. Dado que usted va a aceptar la solicitud sin protestar, y que por tanto no hay consecuencias negativas para él, un policía de esa ciudad tienda a sucumbir a la tentación de pedirle ese soborno.

Ahora imagine el mismo policía trabajando en Burgos, por ejemplo. Si le pide una mordida, usted sabe que no tiene por qué pagar. Por tanto, el mismo policía no soñaría con pedir el dinero, y tampoco usted, si se lo pidiera, se lo daría. Son las mismas dos personas, en objetivamente la misma situación, pero con dos expectativas, dos normas sociales, dos “culturas” diferentes.

Por poner un ejemplo más cercano, es evidente tras los muchos y generalizados escándalos recientes que en el Partido Popular ha imperado, al menos (según la cronología del juez Ruz) durante 18 años, una cultura de corrupción, donde lo “normal” era recibir un sobre al fin de mes en negro, financiado (según el mismo juez) con los pagos irregulares realizados por aquellos que se beneficiaban de los contratos públicos. De nuevo, no se trata de “casos aislados” sino de una cultura en la que “lo normal” se convierte en pedir dinero por un contrato de la administración, y dado que “hay dinero extra” a fin de mes, a nadie le conviene individualmente negarse a recibirlo.

Por el contrario, en una cultura “sana”, la de una empresa privada internacional por ejemplo, si un jefe plantea a empezar a pagar un suplemento en negro, un “sobre”, seguramente no duraría en su puesto ni ese mismo día, porque algún subordinado lo denunciaría. Por ello sería inconcebible para él hacerlo.

Por tanto, para acabar con un fenómeno que consiste en que la sociedad o empresa está anclada en un mal equilibrio, y moverse a un equilibrio mejor, es necesario cambiar la “norma social” y las “creencias” de todos sobre lo que es normal, de tal manera que las expectativas se modifiquen. No vale el cambio gradual, hay que en un momento cambiar lo que hace todo el mundo.

Por poner un ejemplo extremo del cambio coordinado necesario para salir de un equilibrio, Suecia decidió cambiar de lado por el que circulaban los coches de la izquierda a la derecha, en el llamado día H, el 3 de septiembre del 1967. Si sólo un grupo de conductores sigue el primer día la consigna de conducir por el otro lado, habrá caos. El éxito consiste en que la sociedad cambie toda a la vez, que todos, al ver un coche enfrente, tengan la expectativa de que el coche se echará a su derecha, no a su izquierda. Para concienciar a toda la sociedad, se llevó a cabo una campaña educativa de cuatro años, incluyendo anuncios por la televisión y concursos de canciones sobre la conducción por la derecha. Se trataba de que todo el país cambiara de “equilibrio” en el mismo momento.

En el caso de la corrupción, es crucial cambiar las expectativas de los que toman parte en estos intercambios criminales para que dejen de verlos como “lo normal”. Es necesario no solo perseguir, sino también concienciar, educar, asustar, ejemplificar, para convertir lo que ya hubiera debido ser anormal en anormal, y hacer de la honesta excepción, la regla. Hay muchos ejemplos en el mundo de cómo puede lograrse esto, como muestra el mayor experto del tema en el mundo, Ray Fisman, en un libro que publicará próximamente.

En primer lugar, tienen un papel crucial la prensa libre e independiente, que puede iluminar los comportamientos oscuros y corruptos. En los países donde el Estado controla a los medios, la prensa campa a sus anchas. Este es el caso de Malasia, China o Kenia. Un contra ejemplo notable es el de Vladimiro Montesinos, el brutal jefe de inteligencia del presidente Fujimori en Perú, que tras hacer un enorme esfuerzo por controlar a los medios dejó uno sin control, el Canal de televisión N, que terminó por ser el que reveló los videos de la corrupción y acabó con Montesinos, y luego con Fujimori.

Los ciudadanos también tienen un rol crucial en denunciar los excesos y cambiar lo que es percibido como normal. En China, una campaña consistente en poner en los medios sociales (Twitter, Facebook, Weibo etc.) fotos de los Rolex y otros relojes de lujo de los altos (y corruptos) funcionarios del Partido Comunista Chino fue un impulso decisivo en la actual lucha contra la corrupción. En el caso más famoso, aparecieron fotos del ministro de ferrocarril con varios Rolex cuyo valor era el de varias veces su salario anual como ministro.

Además, los ciudadanos deben apoyar explícitamente a los heroicos denunciantes de corrupción, y abandonar de una vez los peyorativos (“chivatos”) que nos hacen más parecidos a una mafia que a un país moderno. Un país que no otorga un reconocimiento social a quien se parte la cara por la legalidad es un país que, por mucho que lo diga de boquilla, no quiere de verdad cambiar.

Los gobiernos pueden y deben hacer mucho para cambiar de equilibrio. Debemos crear una agencia anticorrupción independiente, ayudar a los denunciantes de estos casos, que en muchos casos son machacados a pleitos, acosados laboralmente, y atacados por todos los medios por los políticos corruptos y sus amigos, dotar de medios a la justicia, aumentar la transparencia e independencia de la contratación pública.

Pero todas estas medidas legales no serán suficientes si no logramos cambiar la actitud de la sociedad la “cultura”. La clave está en el rechazo social: el problema no cambiará hasta que no se extienda la norma social que considere estos comportamientos como inaceptables.

Luis Garicano es catedrático de economía y estrategia de la London School of Economics y responsable de Economía, Industria y Conocimiento de Ciudadanos.

 

Ramiro González: ‘Todos los bienes estatales debieron estar asegurados’ POR: KATHERINE VILLAVICENCIO

Recorre el país para armar las directivas de Avanza y difundir la propuesta de su partido, de más de 20 puntos, para la recuperación económica de las zonas afectadas por el terremoto. Según Ramiro González, con medidas como la eliminación de burocracia y la venta de activos (no incluye a la central Sopladora) se obtendrían $ 1.783 millones que, sumados a incentivos como exenciones al impuesto a la renta por diez años, harían innecesaria una ley “quitándole los salarios de los ecuatorianos o incrementando el IVA”,

¿Cómo evalúa el proyecto de Ley Solidaria que ya está para segundo debate?
Me parece, por decirlo menos, apresurada (…). Si ellos no tenían una valoración, cómo se atreven a dar un paquete de medidas. Estuvimos en Manabí la semana corrida después del terremoto y logramos palpar el drama humano, y comenzamos a ver lo que hemos dicho, casi todas las empresas públicas debieron tener asegurados sus bienes.

 

¿Y eso no se ha dado?

Cuando planteamos eso era porque los hospitales debieron estar asegurados. Ahora sabemos que el de Chone (Napoleón Dávila) no lo está.

 

¿Y las escuelas del milenio?

Las escuelas del milenio no están aseguradas y quién sabe qué más. El presidente de Seguros Sucre (José Luis Romo) decía que unos $ 120 millones estarán asegurados. Ahí hay un problema serio de saber qué no está asegurado y qué sí, hay responsabilidades muy grandes. Si es que es de los ministerios o si es que el Ministerio de Finanzas no les pasó la plata, no le pasaron a Sucre.

 

¿Estaban obligados?

El artículo 5 del reglamento general de la Ley de Uso de los Bienes del Sector público establece que todos los bienes del sector público, tanto los físicos como el equipamiento, deben estar asegurados. No hay excepción alguna.

¿Por qué cree que no todos estuvieron?, ¿por un tema de presupuesto?
Me supongo, por eso no le pagaron a Sucre y Sucre no pudo reasegurar. Ahí tendrán que establecerse responsabilidades. (I)

Los fonditos Por: Vicente Albornoz Guarderas

En el 2002 se aprobó la Ley de Responsabilidad Fiscal, que se mantuvo sin reformas hasta el 2005, año en el que empezó a ser desmontada hasta su derogatoria definitiva en 2008. Ese proceso de destrucción progresiva de la Ley fue trágico porque eliminó los mecanismos que obligaban al Estado a generar ahorros. Un cálculo sencillo indica que de haberse mantenido intacta la ley, se hubiera ahorrado USD 40 840 millones, dinero suficiente como para no tener deuda pública y reconstruir todo Manabí sin aumentar un solo centavo de impuestos. La ya referida Ley tenía tres temas centrales. El primero eran las normas que generaban ahorros; es decir, aquellas que frenaban el gasto y limitaban los déficits. Lo segundo era ponerle nombre al fondo donde se iba a colocar ese dinero. Y lo tercero era definir el destino que iban a tener esos ahorros. Este artículo se centra en lo primero, las “reglas macrofiscales”, aquellos dos mecanismos que generaban ahorro. El primer mecanismo limitaba el crecimiento del gasto corriente del gobierno a un máximo de 3,5% sobre la inflación. Si eso se hubiera cumplido en todos los presupuestos desde 2003 hasta 2015, el gasto corriente hubiera sido mucho menor al real (sobre todo desde el 2008) y se habría ahorrado USD 19 004 millones. Como todo cálculo hipotético, este es el resultado de varios supuestos y muchos “hubiera”, pero no es más que es la suma de las diferencias entre el gasto devengado de cada año, con la proyección del gasto del 2002, creciendo al 3,5% real anual (con gusto compartiré la base de datos usada para este cálculo con los lectores que lo soliciten). La segunda “regla macrofiscal” era el resultado de pensar que 20 años después de aprobada la ley, el Ecuador podría no tener ingresos por exportaciones de petróleo; era una norma pensada en una realidad pos-petrolera y proponía que el “déficit fiscal no petrolero” vaya bajando hasta cero a un ritmo anual de 0,2% del PIB. Dado que ese déficit era de 4% en el 2002, esa reducción obligaba a que el gobierno deje de depender del petróleo para el 2022. Si no se hubiera derogado esa norma, los ahorros hubieran sido mucho más grandes, porque justamente estaba diseñada para matar la dependencia del petróleo. Y si algo pasó en estos años es que nos volvimos casi “adictos” a los ingresos provenientes de la exportación de crudo. Mantener la segunda regla hubiera producido ahorros de USD 40 840 millones, una cantidad mayor que la suma de la deuda externa, la deuda interna, lo necesario para reconstruir Manabí y lo que recaudará la nueva reforma tributaria. Por cierto, al cumplirse la segunda regla se hubiera cumplido automáticamente la primera, por lo que los ahorros aquí señalados no se pueden sumar. Tampoco era necesario sumarle nada a esos USD 40 840 millones y tampoco es malo soñar en un país capaz de ahorrar.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/opinion/losfonditos-opinion-vicentealbornoz-leyes-ingresos.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

¿En qué país se paga más impuesto a las ganancias?

¿En qué país se paga más impuesto a las ganancias?

¿En qué países los ricos pagan más impuestos a las ganancias? ¿Y en cuáles deben pagar más las personas que tienen un ingreso promedio?

Por décadas, el tributo a las ganancias ha sido un tema candente en muchas partes del mundo.

En Francia, por ejemplo, la promesa electoral del presidente Francois Hollande de introducir un impuesto del 75% a quienes ganaran más de US$1,14 millones se topó con -obviamente- la oposición de los ricos.

Hollande nunca logró imponer esta medida, que fue declarada inconstitucional por los tribunales en 2012, aunque la modificó de tal manera que fueran los empleadores quienes tuviesen que pagarlo.

Para poner esta información en contexto, el club de fútbol Paris Saint Germain tiene que pagar cerca de US$40 millones al gobierno por la duración del contrato con el jugador Zlatan Ibrahimovic, que finaliza en 2016, y que percibe un salario neto de US$15 millones al año.

En Reino Unido, los Beatles crearon en 1966 la canción de protesta “Taxman” en referencia al impuesto conocido como “supertax” (95%), introducido por el gobierno laborista de Harold Wilson, y que afectaba a los ingresos de la banda. Los impuestos más altos hoy en Reino Unido son menos de la mitad de este porcentaje, pero aún siguen siendo un tema controvertido.

Los impuestos a las ganancias varían dramáticamente dependiendo del país en que uno vive. La firma PricewaterhouseCoopers (PwC) elaboró una listado de cómo varía la situación en las naciones del G20.

Para cada país, calcularon con cuánto dinero se quedó una persona que ganó más de US$400.000 en 2013, con una hipoteca de US$1,2 millones, después de pagar el impuesto a las ganancias y las contribuciones sociales. Se asumió que la persona está casada y tiene dos hijos, uno de ellos menor de seis años.

Esta es la lista que muestra qué porcentaje de su sueldo este trabajador se lleva a su casa.

Italia: 50,59%
India: 54,90%
Reino Unido: 57,28%
Francia: 58,10%
Canadá: 58,13%
Japón: 58,68%
Australia: 59,30%
Estados Unidos: 60,45% (basado en los impuestos del estado de Nueva York)
Alemania: 60,61%
Sudáfrica: 61,78%
China: 62,05%
Argentina: 64,02%
Turquía: 64,64%
Corea del sur: 65,75%
Indonesia: 69,78%
México: 70,60%
Brasil: 73,32%
Rusia: 87%
Arabia Saudita: 96,86%

En la mayoría de estos 19 países (el miembro número 20 es la Unión Europea) el dinero que el trabajador se lleva oscila entre los US$230.000 y US$280.000.

Un punto importante a considerar cuando se compara el impuesto a las ganancias a los que más ganan es a partir de qué monto entra en vigencia este impuesto, porque las diferencias entre los países son enormes.

“En Reino Unido, el impuesto más alto (de 45%) se aplica a sueldos de más de US$250.000, mientras que en Italia, por ejemplo, el mayor impuesto (de 43%) comienza a partir de los US$125.000.

Fuera del G20, el gobierno danés aplica un impuesto del 60% a todos los trabajadores que perciben un salario de más de US$60.000.

Impuestos al salario promedio
Pero la mayoría de los mortales estamos lejos de recibir salarios siderales. Entonces, ¿cómo se comparan los impuestos a las ganancias de los que reciben un sueldo promedio?

No es fácil establecer una comparación ya que el impuesto a las ganancias es sólo uno de los gravámenes que se deben pagar, la mayoría de nosotros pagamos otros impuestos como la seguridad social, y los que tienen niños pueden beneficiarse de algunas exenciones.

Las estadistas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han hecho un análisis de los salarios promedio.

“A la cabeza está Bélgica, donde los solteros pagan un 43% de su sueldo en impuestos a las ganancias y contribuciones a la seguridad social, seguida de Alemania, con el 39%”, explica Maurice Nettley, director de estadísticas de la OCDE. “Los impuestos más bajos se pagan en Chile (7%) y México (9,5%).

Estos impuestos, se refieren a personas solas, sin hijos, con una salario promedio para su país.

Bélgica: 42,80%
Alemania: 39,90%
Dinamarca: 38,90%
Hungría: 35%
Austria: 34%
Grecia: 25,4%
OCDE promedio: 25,10%
Reino Unido: 24,90%
EE.UU.: 22,70%
Nueva Zelanda: 16,40%
Israel: 15,50%
Corea: 13%
México: 9,50%
Chile: 7%
Los siguientes impuestos se aplican a personas casadas con dos hijos.
Dinamarca: 34,8%
Austria: 31,9%
Bélgica: 31,8%
Finlandia: 29,4%
Países Bajos: 28,7%
Grecia: 26,7%
Reino Unido: 24,9%
Alemania: 21,3%
OCDE promedio: 19,6%
EE.UU.: 19,6%
Corea: 10,2%
Eslovaquia: 10%
México: 9,5%
Chile: 7%
República Checa: 5,6%

En Alemania, los índices bajan de 39,9% a 21,3% gracias a las generosas exenciones para las parejas con hijos. A lo largo de la OCDE, los índices se reducen en cerca del 5,5% para las parejas casadas con hijos. Grecia es el único país donde uno debe pagar más impuestos si está casado y tiene hijos.

La importancia de pagar impuestos es que el gobierno, se supone, ofrece servicios a cambio.

“En muchos de los países europeos los impuestos y las contribuciones sociales son altas, pero los beneficios que ofrece el Estado tienden a ser muy generosos en comparación con otras partes del mundo”, explica Nettley.

“Si te enfermas o estas desempleado, el Estado contribuye con los gastos y también las pensiones son generosas”, añade.

http://www.finanzaspersonales.com.co/consumo-inteligente/articulo/en-que-pais-paga-mas-impuesto-ganancias/53025

Moody’s rebaja sus perspectivas sobre China por su “vulnerabilidad”

Moody’s ha rebajado la perspectiva de su calificación desde “estable” a “negativa”, una decisión que justifica en base a tres criterios: la creciente deuda del Gobierno chino, la caída en sus reservas de divisas y la incertidumbre generada sobre la capacidad de Pekín para implementar nuevas reformas.

De acuerdo con el comunicado emitido por la entidad estadounidense, el empeoramiento de la perspectiva para la deuda china se explica por el debilitamiento de la posición fiscal del país, que ha visto cómo en tres años su deuda pública se incrementaba del 32,5% del PIB de 2012 al 40,6% del año pasado. Se calcula que este porcentaje alcance el 43% para 2017.

Además, Moody’s advierte de la “vulnerabilidad externa” del gigante asiático, cuyas reservas de moneda extranjera se contrajeron en 762.000 millones de dólares durante los últimos 18 meses, incluyendo los 99.500 millones de dólares gastados en enero de este año.

De continuar esta tendencia, la agencia de calificación cree que la cotización del yuan se podría ver presionada, algo que dañaría la confianza en la capacidad de Pekín para reactivar el crecimiento económico e implementar las reformas necesarias, y que a su vez podría impulsar más salidas de capitales.

Otro riesgo a tener en cuenta es que la credibilidad de los funcionarios chinos sea menoscabada por la implementación incompleta o por la revocación parcial de algunas reformas. “Las intervenciones en los mercados bursátil y cambiario durante el último año sugieren que garantizar la estabilidad financiera y económica es un objetivo, pero hay una incertidumbre considerable sobre las prioridades de la política”, subrayó la nota.

Por eso, Moody’s advierte de la necesidad de llevar a cabo cambios sustanciales que eviten la rebaja. “Sin reformas creíbles y eficientes, el crecimiento del PIB de China se desacelerará notablemente porque la alta carga de deuda golpea la inversión empresarial y la demografía se vuelve cada vez más desfavorable”, decía el escrito. “La deuda gubernamental podría crecer más rápidamente de lo que estamos esperando”, advirtió.

La agencia informó de que su comité de calificaciones debatió la situación china en una reunión celebrada el pasado 9 de febrero, un encuentro en el que revisaron la fortaleza fiscal e institucional del país y su vulnerabilidad frente a posibles riesgos. El anuncio de hoy se produjo un día después de que China informara de la contracción por séptimo mes consecutivo de su sector industrial y del frenazo en los servicios.

Pese a todo, Moody’s mantuvo su nota “Aa3” para el gigante asiático, que pese a la ralentización del crecimiento de su economía, sigue contando con unos índices superiores a la mayoría de los países, y posee considerables reservas fiscales y extranjeras que le permiten abordar paso a paso los desequilibrios económicos y ejecutar gradualmente las reformas.

Tras conocerse el informe, la agencia estatal china Xinhua reaccionó calificando la decisión como una “mala interpretación” de la situación. En un comentario, dijo que se trataba de otro punto de vista pesimista “habitual” de “algunas instituciones occidentales” sobre la economía china, que no tienen en cuenta la prudencia fiscal china “de una manera dinámica y en desarrollo”.

Por su parte, las bolsas del país dieron una muestra más de lo difícil que es predecir sus movimientos, y cerraron con ganancias superiores al 4% después de conocerse la rebaja.

 

Frente social analiza ayudas económicas para los damnificados por el terremoto Por: Ana María Carvajal

El presidente Rafael Correa mantiene una reunión con los ministros del Frente Social, la mañana de este miércoles 11 de abril d 2016, en el Palacio de Carondelet. Según la ministra coordinadora de Desarrollo Social, Gabriela Rosero, el gabinete ministerial tiene un primer espacio para evaluación general del área y el segundo para hablar sobre lo que se ha trabajado y los incentivos económicos que se están proponiendo desde el frente social para las personas afectadas por el terremoto del 16 de abril del 2016. Rosero adelantó que se trata de un bono de arrendamiento o acogida familiar, según el caso, y otro destinado a la construcción de viviendas para los damnificados en Manabí y parte de Esmeraldas tras el movimiento telúrico que devastó extensas áreas en Portoviejo, Muisne, Manta, Pedernales, Jama, Canoa, Chamanga, Canoa, entre otras. Sin precisar a cuánto ascendería cada bono, Rosero adelantó que la propuesta de pago para las familias acogientes que reciban en sus hogares a personas damnificadas es de hasta USD 200, aunque aún está pendiente definirlo. Agregó que se ayudará a familias que tuvieron pérdida total o parcial de sus viviendas, independientemente de que hayan sido de su propiedad o no. Además, la Ministra informó que continúa la elaboración de un registro único de damnificados, en el que está trabajando el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Sin embargo, en un trabajo previo que se hizo desde el Gobierno, se estableció que hay más de 8 000 familias en albergues en las zonas afectadas. El 16 de mayo ya se contará con el registro único completo, que contendrá información sobre la cantidad de personas, divididas por edades y género, por ejemplo. A la reunión asistió también la ministra de Salud, Margarita Guevara, quien informó que la cobertura de salud en la fase crítica tras el terremoto sumó 6 018 profesionales, entre personal privado, publico y voluntarios ecuatorianos y extranjeros. Guevara dijo que hay una planificación para que se continúe con atención especial en la zona por al menos dos años luego de la tragedia, con el fin de evitar brotes de enfermedades o situaciones de riesgo mayor en el área de salud. Para evitar la propagación de enfermedades como dengue, chikungunya o zica, se conformaron 50 brigadas para peinar los barrios y albergues de las zonas afectadas. 250 personas son parte del equipo que hace fumigación y que pide a la gente tomar medidas de aseo, de cuidado con los alimentos, y que les sugiere evitar puntos de almacenamiento de agua que puedan convertirse en criaderos de mosquitos. Guevara también se refirió a los 239 casos de influenza tipo AH1N1, que han dejado 39 fallecidos. La Ministra explicó que la fiebre alta y los síntomas gripales deben ser tratados adecuadamente porque la automedicación es contraproducente en estos casos. A los hospitales llegan pacientes con síntomas avanzados, y en ese punto el medicamento oseltamivir ya no les sirve, entran a cuidados intensivos y fallecen, indicó. Las provincias de la Sierra central son las más afectadas por este brote, pero se está realizando una campaña de vacunación dirigida especialmente a niños de 6 meses a 5 años, mujeres embarazadas y adultos mayores. En la Costa se hizo previamente una campaña, entre noviembre y diciembre, previo a su temporada de vacaciones escolares, dijo. Por su parte, Augusto Espinosa, ministro de Educación, explicó que entre el 2 y 9 de mayo se reiniciaron las actividades escolares en la Costa, pero en las zonas afectadas por el terremoto se está trabajando con acompañamiento psicológico. Se ha destinado personal de la Sierra y la Amazonía para apoyar en la zona critica. Alrededor de 100 psicólogos se alternan semanalmente para trabajar con los niños. El Ministerio de Salud cuenta con 4 000 profesionales en esa área a escala nacional. Un 25% de alumnos aún no pueden volver a las escuelas, pero según Espinosa, se irán incorporando conforme se avance con la reconstrucción. Cada semana se informarán los avances y se prevé que hasta julio todos los niños y jóvenes se hayan reincorporado a sus actividades. Con respecto al estado de las unidades educativas del milenio, el Ministro indicó que solo la escuela de Pedernales sufrió daños severos. Aunque según Espinosa la mayoría de estos establecimientos tiene seguro, en el momento del terremoto esta unidad, que costó alrededor de USD 5 millones, no estaba asegurada.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/actualidad/frentesocial-ayudaeconomica-damnificados-terremoto.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Bares y discotecas atenderán hasta las 04:00 y se venderán licores el domingo Por: Javier Ortega

Los ministerios del Interior y de Turismo firmaron la tarde del lunes 9 de mayo del 2016 un documento para reactivar la economía en el país. Entre las reformas más importantes está la ampliación de los horarios de funcionamiento de los centros de diversión nocturnos. En los bares, discotecas, cantinas, karaokes, salas de recepciones, billares y galleras se podrá vender y consumir bebidas alcohólicas desde las 12:00 hasta las 04:00, los días viernes y sábados, exclusivamente. Entre lunes y jueves, en cambio, la atención será desde las 12:00 hasta la 01:00. Y los domingos, desde las 12:00 hasta las 20:00. Para los centros de tolerancia (night clubs) también hay nuevos horarios. Los locales vespertinos podrán operar de lunes a domingo, entre las 11:00 y 20:00. Y, los nocturnos, de lunes a jueves entre las 12:00 y 02:00; viernes y sábados desde las 12:00 hasta las 03:00; y, los domingos, de 12:00 a 20:00. Las licorerías ahora tendrán la posibilidad de expender bebidas alcohólicas desde las 06:00 hasta las 03:00, entre lunes y sábado. Los domingos podrán abrir de 08:00 a 00:00. Los depósitos de bebidas alcohólicas al por mayor podrán distribuir sus productos todos los días entre las 06:00 y 00:00. “Han sido cinco años en los cuales hemos tenido restricciones importantes en cuanto a horarios de atención y expendio de bebidas alcohólicas, y esto ha contribuido en la disminución de los índices de violencia. La apuesta es que podamos ser mucho más responsables de nuestros actos con el incentivo y la apertura que se está generando”, comentó Serrano, según publicó el Ministerio del Interior. El Acuerdo Interministerial entrará en vigencia hoy, martes 10 de mayo. Otros negocios El Ministerio del Interior también informó lo siguiente sobre otros negocios: Cafeterías, restaurantes, comidas ligeras, fruterías, heladerías, panaderías, cafenets, confiterías, cafeterías y restaurantes ubicados en el interior de complejos deportivos, paraderos, entre otros de naturaleza similar, funcionarán de lunes a domingo de 06:00 a 00:00, a excepción de los restaurantes que tienen permiso para operar entre las 06:00 y 02:00 todos los días. Estos locales pueden vender y permitir el consumo de bebidas alcohólicas y de moderado contenido alcohólico con el acompañamiento de comidas. El horario de funcionamiento de las fruterías, heladerías, panaderías, cafenets y confiterías será desde las 06:00 hasta las 22:00 todos los días y no podrán expender bebidas alcohólicas, ni permitir su consumo en el interior de sus locales, salvo por el caso de bebidas de moderado contenido. El horario de funcionamiento de los paraderos de comidas será de 24 horas, todos los días. En estos locales no se podrá expender bebidas alcohólicas ni permitir su consumo en el interior de sus locales, salvo por el caso de bebidas de moderado contenido. Los locales de esta categoría, que cuenten con permisos turísticos, podrán funcionar las 24 horas todos los días, cumpliendo con la regulación estipulada para estos locales. Los supermercados funcionarán de lunes a domingo de 06:00 a 22:00. En las tiendas, abacerías, abarrotes, micromercado, y establecimientos ubicados dentro de las gasolineras está prohibido consumir bebidas alcohólicas y de moderado contenido. Sin embargo, los locales comprendidos en esta categoría podrán, como actividad económica secundaria, expender bebidas alcohólicas y de moderado contenido, para llevar. El horario de funcionamiento de los establecimientos de esta categoría será de lunes a domingo de 06:00 a 00:00. Los establecimientos que se encuentren dentro de las estaciones de servicio de gasolina e hidrocarburos podrán funcionar las 24 horas, todos los días de la semana y no podrán expender bebidas alcohólicas, salvo por el caso de bebidas de moderado contenido que podrán ser expendidas en dichos locales, exclusivamente para llevar y sin estar refrigeradas. En los juegos electromecánicos el horario será de lunes a domingo de 08:00 hasta las 00:00. En las canchas de fútbol naturales o sintéticas, u otras para otros deportes, será de lunes a domingo de 06:00 a 01:00 del día siguiente. Para el caso de estas canchas está prohibida la venta de bebidas alcohólicas, salvo en el caso de bebidas de moderado contenido, que podrán ser expendidas y consumidas dentro del horario de funcionamiento correspondiente. Las pensiones y moteles que ofrezcan alimentos preparados, de forma secundaria, podrán expender exclusivamente a su cliente para su consumo dentro de dichos establecimientos. El horario será de 24 horas todos los días de la semana. En el caso de que estos establecimientos tengan actividad turística, debidamente registrada, estarán sometidos a la normativa del Ministerio de Turismo. El procedimiento para la entrega de permisos de funcionamiento se realizará por medio del sistema web del Ministerio del Interior.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/actualidad/bares-discotecas-horarios-atencion.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com